Ya avanzó tu proceso de entrevistas para ese puesto soñado, pasaste por el reclutador, el futuro jefe, quizá la o el de RH, unas evaluaciones, assessments y ahora te dicen que es la entrevista final.

En algunas ocasiones la entrevista con el Director General tiene matices de simple protocolo, pero no es la regla. Hay que tomar este encuentro con mucha seriedad: es como en el Mundial de futbol, este es el quinto partido y hay que estar preparado psicológicamente.

En TalentFit nos especializamos en el entrenamiento mental para impulsar tu carrera, tu negocio, tu vida.

Por esto preparamos para ti este post con las 5 reglas no negociables para tener una súper entrevista con tu futuro Director General.

1. Afina tu elevator pitch

No te lo tomes personal, pero quizá el Director General no tuvo tiempo de leer tu CV, por lo que no te sorprendas si lo primero que te pregunte sea: “cuéntame de ti”.

A estas alturas ya sabrás que esta pregunta es muy profesional y que debes platicar brevemente tu experiencia de carrera, intercalando en lo que crees como ser humano, qué has aprendido con estas experiencias, en quién te has convertido y, sobre todo, habla con emoción de lo que lograste o cambiaste en tu equipo, área, empresa o negocio. 

2. Domina las tendencias de la industria

No vas a hablar con el jefe mayor sobre detalles técnicos, es decir, debes dominar la industria, la competencia, habla de los nuevos lanzamientos y cambios y de cómo la competencia lo ha hecho.

Busca en Google “tendencia en la industria de X en México”, así como las tendencias en otros países.

Hay que mostrar balance, es decir, se vale hacer comentarios sobre lo que crees que su empresa está haciendo bien, pero también sobre lo que podrían hacer mejor.

Recuerda que los Directores Generales a veces están muy solos y la gente no se acerca voluntariamente a decirle las cosas, así que quedará encantado si le cuentas cosas que él no sabe sobre la industria, su empresa o la competencia.

3. Ponte en su lugar

El Director General está allí en el proceso de reclutamiento para algo específico y esto no es cualquier cosa.

Él quiere evaluar, investigar, pero ¿qué es lo que quiere saber? Él está acostumbrado a evaluar y tomar decisiones que son determinantes para la empresa y quiere saber cómo tu lo haces.

Así como lo oyes, el Director General quiere hacerse una idea sobre tu proceso de toma de decisiones, así que tendrás que estar preparado para explicar los por qué de tus acciones y logros.

Es válido decir lo que hiciste bien y lo que no, no somos perfectos, a él le interesa saber si te conoces, qué aprendiste y qué factores evalúas a la hora de tomar una decisión.

Dale un impulso a tu carrera

Toma una asesoría en búsqueda de empleo.

4. Mantén la actitud, ante todo

Puede que te toque un Director General platicador o puede que te toque uno con rasgos de psicoanalista (es decir, cara de «piedra»), así que de nuevo, no te lo tomes personal.

La clave está es seguir siendo tú, mostrar dominio de tu área, que has creado una buena relación con tus colegas y con tu equipo, mostrar pasión por su industria y emoción sobre lo que hiciste y aprendiste. La empresa necesita personas desenvueltas en todo tipo de ambientes y en diversas personalidades.

5. Nunca te vayas sin hacer preguntas

Hay que estar preparado para el momento que te digan si tienes preguntas o dudas y, si no te lo dicen, tú lo tienes que provocar. Lo ideal es hacer una o dos preguntas, no más.

Algunas preguntas que puedes hacer son: ¿qué es lo que más te emociona sobre el futuro de la empresa? ¿cómo ha cambiado la empresa los últimos años?, ¿dónde te gustaría ver la empresa en cinco años?, ¿cuáles son los comportamientos que valoras en la persona que ocupa este puesto?, ¿cuál es el cambio más importante que te gustaría ver en el área de X en el futuro cercano? ¿cuáles son los valores que tienen que más te enorgullecen?

Observa tu respiración todo el tiempo, respira completo antes y durante, esto te dará mucha claridad, se trata de estar presente y muy enfocado en lo que está sucediendo y de captar las señales para llevar la situación de una pregunta-respuesta a una conversación fluida. 

Disfruta el camino y ¡ponte en acción!

Ingrid Medina es consultora, in-house-mentor y entrenadora.

Después de 20 años de experiencia corporativa en multinacionales top, fundó y dirige Talent Fit  para solucionar los problemas del trabajo del cambiante mundo actual.

Trabaja con recursos humanos, líderes de negocio y cualquiera que quiera impulsar su carrera, para ayudarlos tener cultura, talento y desempeño más competitivos.