Estamos viviendo tiempos de enorme incertidumbre.

Las medidas adoptadas para aplanar la curva de crecimiento de la pandemia afectan la economía globalmente, localmente y personalmente. 

Ante este escenario de miedos, ansiedad y frustración, muchos se preguntan cómo podemos mirar al frente ante esta incertidumbre.

Aquí te damos algunas respuestas.

 

La necesidad es la madre de la invención

La agencia AFP estima que 2.6 miles de millones de personas están aisladas en o en algún tipo de confinamiento.

La revista médica británica The Lancet publicó el estudio “The psychological impact of quarantine and how to reduce it: rapid review of the evidence”.

Sus resultados demostraron que «las personas que están en cuarentena son muy propensas a desarrollar una amplia gama de síntomas de estrés y trastorno psicológico, que incluyen bajo estado de ánimo, insomnio, estrés, ansiedad, ira, irritabilidad, agotamiento emocional, depresión y estrés postraumático síntomas”.

Para superar el trauma económico y humano de la pandemia se requiere construir resiliencia, la cual va de la mano con la creatividad, la agilidad y la capacidad de reinventarnos.

El libro Creativity Under Duress in Education? explica que «la creatividad siempre opera en limitaciones y que la expresión creativa surge de experiencias estructuradas con incertidumbre”. Este aislamiento debe servirnos, a todos por igual, para pensar fuera de los establecido y poder sortear los obstáculos que esta crisis nos presenta.

El skater, surfista, cineasta y devoto de la meditación, Stacy Peralta, asegura que, aunque vive con una increíble cantidad de incertidumbre e inseguridad, eso no lo detiene para ir a donde él quiere ir.

Para él, “vivir con incertidumbre se reduce a acostumbrarse y no dejar que te detenga. Si quieres algo, sal de la cama todas las mañanas y recuerda el sueño que está en tu corazón, no la voz que habla en tu mente”.

Dale un impulso a tu carrera

Toma una asesoría en búsqueda de empleo.

Lo “normal” no va a regresar, entonces reflexiona

Se habla mucho de volver a la normalidad, a nuestra rutina de siempre, a nuestros hábitos de consumo y a seguir nuestra vida como antes la conocíamos.

Tal vez ahí radique el problema. La incertidumbre que ha traído consigo el coronavirus ha puesto en evidencia que esta “normalización”, la cual dominó la última década, se basa en un sistema insostenible para nuestro planeta, las finanzas y la sanidad mental de una gran mayoría de personas.

Esta parada forzosa nos ha hecho voltear a ver a lo básico, a las consecuencias de nuestros actos, a la inestabilidad en que muchos viven día con día, visibilizando la desigualdad y la injusticia todavía más.

Chip Conley, autor de numerosos bestsellers, nos recomienda que, ante la falta de normalidad en el medio de una recesión, nos preguntemos:

  • ¿Qué es lo que quisiste saber hace 10 años que ya sabes hoy? y ¿qué puedes empezar a aprender hoy que te servirá para esta nueva vida dentro de 10 años?
  • ¿Cuáles son las creencias limitantes y el estado de tu mente en general que no te impulsa a vivir la vida que quieres? ¿Tienes una especie de caja de cosas que esperas a que pase algo para vivirlas?
  • Si solo te quedaran 5 años de vida ¿modificarías la forma como estás viviendo hoy?

Estas son 3 preguntas para ayudarte a aterrizar las lecciones personales y profesionales del momento que estamos viviendo

En cuanto a lo personal, Stacy Peralta subraya «que está bien descansar, desconectarse viendo Netflix o simplemente relajarse un poco. Date permiso para mantener espacio para todo lo que está sucediendo y acepta los momentos en que quizás no seas más productivo».

¡Ponte en acción!

Ingrid Medina es consultora, in-house-mentor y entrenadora.

Después de 20 años de experiencia corporativa en multinacionales top, fundó y dirige Talent Fit  para solucionar los problemas del trabajo del cambiante mundo actual.

Trabaja con recursos humanos, líderes de negocio y cualquiera que quiera impulsar su carrera, para ayudarlos tener cultura, talento y desempeño más competitivos.