Sin duda, estamos viviendo tiempos altamente inciertos e impredecibles. La situación a nivel mundial está desafiando la forma en la que vemos el mundo, la forma en la que actuamos y en la que nos relacionamos con los demás.

No es ninguna sorpresa que, ante esta contingencia, las empresas y los trabajadores también se hayan visto obligados a modificar su rutina y el modo en que, hasta el momento, habían venido operando.

Estos momentos de crisis son especialmente duros para un líder, quien se debe de ajustar a los cambios y ser un ejemplo para sus colegas.

¿Qué características debe tener un líder en tiempos de crisis?

Korn Ferry, una firma de consultoría organizacional mundial, llevó a cabo el pasado 17 de marzo un webinar llamado “Liderando en tiempo de crisis”.

Allí, Madeline Dessing, Steve Newhall y Dennis Baltzley hablaron de que esta crisis nos está desafiando prácticamente en la parte principal de la jerarquía de necesidades de Maslow, ya que nos afecta a nuestro nivel de seguridad.

Debido a la cantidad de cambios rápidos y los informes contradictorios que surgen, los líderes en tiempos de crisis deben:

Brindar claridad

Este es un momento para los líderes de mostrar atención. Ellos deben pensar en cómo ayudar a las personas a mantenerse enfocadas y efectivas durante la incertidumbre, la interrupción y los tiempos inciertos, especialmente cuando la forma de trabajar y el trabajo en sí mismo está cambiando ante nuestros ojos.

Mantener la calma

El estrés apaga la corteza cerebral, la cual nos ayuda con el razonamiento y resolución de problemas.

Es por lo anterior que un líder en tiempos de crisis debe de tener autocontrol emocional y así evitar transmitir el estrés, la negatividad y el pesimismo a los colegas.

Al mantener la calma podemos parar a pensar qué hacer y ver lo que le está sucediendo a otras personas de una mejor manera.

Ser seguros y positivos

Un líder en tiempos de crisis debe pensar que son personas altamente calificadas, que nadie mejor que ellos entienden su negocio y el contexto, además de que llegaron a esa posición por una razón.

Un líder debe tener presente que nadie entiende mejor su negocio y contexto que él, por lo que sus conjeturas e instintos son el mejor juicio en estos tiempos inciertos. Tener la confianza de saber que está controlando la situación lo mejor posible hace una gran diferencia.

Sé un mentor y no un jefe.

Ser un mentor es aprender a enseñar rápidamente a otros mientras trabajan.

Ser valientes

Un líder en tiempos de crisis debe estar dispuesto a actuar rápidamente y a hacer cosas que nunca se habían hecho, es decir, arriesgarse a lanzar medidas sin garantía de éxito, lo cual puede ser muy difícil de entender para algunos.

Cerrar oficinas, enviar a los trabajadores a realizar home office, implementar nuevos esquemas de trabajo… todas esas son decisiones delicadas, pero un líder debe defender su creencia, mantenerse firme, perseverar y persistir en sus iniciativas.

Ser empático

Esta es la oportunidad perfecta para que un líder en tiempos de crisis se muestre empático, que demuestre que su equipo, su área y sus compañeros le importan y que comprende que la situación es estresante para todos.

La empatía es fundamental para que todos los involucrados en la empresa se sientan comprometidos.

Un líder en tiempos de crisis también puede mostrar su propia vulnerabilidad, hacer bromas y compartir algo personal para que la gente note que su empatía es real.

Ser resiliente

Esto quiere decir que un líder en tiempos de crisis debe poder replantear la situación de una manera diferente y llevar energía a las personas que le rodean.

Para lo anterior es necesario que sepa administrar sus propios recursos y procurar su propio bienestar mental y físico, además de detectar cuáles son sus consumidores energéticos (lo que está agotando su tiempo y atención) y encontrar una salida sana (tal vez sea ejercicio, tal vez sea volver a comprometerse con su propósito, etcétera).

¡Ponte en acción! 

Ingrid Medina es consultora, in-house-mentor y entrenadora.

Después de 20 años de experiencia corporativa en multinacionales top, fundó y dirige Talent Fit  para solucionar los problemas del trabajo del cambiante mundo actual.

Trabaja con recursos humanos, líderes de negocio y cualquiera que quiera impulsar su carrera, para ayudarlos tener cultura, talento y desempeño más competitivos.