El escenario mundial lleno de cambios e incertidumbre ha traspasado a nuestras vidas laborales.

Con tantos miedos y ajustes, no debiera sorprendernos que la toma de decisiones y liderazgo estén en la mira de los empresarios.

Las compañías a nivel global están trabajando a marchas forzadas en este momento decisivo para no quedarse estancadas y continuar siendo redituables.

Sin duda alguna, la pandemia de coronavirus ha puesto las cosas difíciles para los líderes, quienes son, por lo general, los encargados de tomar las decisiones en las empresas.

Liderazgo y toma de decisiones

¿Qué es liderazgo?

Peter Drucker, el padre fundador del management y gran pensador social, escribió en su libro The Effective Executive que los líderes más eficaces son aquellos que se centran «en la contribución… mirando hacia arriba de su trabajo y hacia las metas», preguntándose en qué puede contribuir para afectar de forma significativa el rendimiento y los resultados de su empresa. 

En el libro HBR’s 10 Must Reads on Emotional Intelligence se destaca que “los líderes más eficaces se parecen en un aspecto crucial: todos tienen un alto grado de lo que se conoce como inteligencia emocional”.

La inteligencia emocional es una condición inherente al liderazgo, ya que, sin ella, una persona puede tener una gran formación, una mente ágil y analítica e ideas inteligentes, sin embargo, no será un líder.

Sé un mentor y no un jefe.

Actualiza tus habilidades e liderazgo para un nuevo mundo laboral 

¿Cómo es la toma de decisiones desde el liderazgo?

Analizando el entorno

Un documento de la Universidad Autónoma de Centro América (San José, Costa Rica) afirma que un liderazgo más emprendedor e innovador se basa en la toma de decisiones acertadas que obedecen a las oportunidades, la evaluación de los riesgos y el control de las amenazas que rodean a una empresa.

Con autoconciencia

El libro HBR’s 10 Must Reads on Emotional Intelligence pone en relieve que un liderazgo sin autoconciencia puede provocar confusión.

Los líderes autoconscientes “encajan con sus valores; en consecuencia, a menudo encuentran que el trabajo les da energía”.

Explicando sus decisiones y acciones

El mejor liderazgo es aquel que es explícito con aquello que lo impulsa en la toma de decisiones, ya sean sus motivaciones, sus valores y sus puntos de vista.

Los expertos de HBR recomiendan que, al tomar una gran decisión, comuniques a tu equipo de forma clara cómo has llegado a esa conclusión: qué investigación ha realizado, qué factores respaldan su elección, etcétera.

Integrando a su equipo

Un buen líder debe integrar a su equipo de trabajo, darles voz y hacerles saber que sus opiniones y comentarios son valorados a la hora de tomar decisiones.

Al tomar decisiones, un buen liderazgo:

  • Pregunta la opinión de todos
  • Pregunta a los miembros que están callados qué es lo que piensan
  • Respeta la individualidad y las diferencias de perspectivas de todos los miembros de un equipo
  • Valida las contribuciones de los miembros
  • Crea un ambiente en donde todas las opiniones son tomadas en cuenta y en donde no existen ataques
  • Involucra a su equipo y se asegura de que las personas están siendo ellos mismos 

¡Ponte en acción! 

Ingrid Medina es consultora, in-house-mentor y entrenadora.

Después de 20 años de experiencia corporativa en multinacionales top, fundó y dirige Talent Fit  para solucionar los problemas del trabajo del cambiante mundo actual.

Trabaja con recursos humanos, líderes de negocio y cualquiera que quiera impulsar su carrera.

Con un enfoque de mentoring, agilidad, adaptación y flexibilidad busca traducir la incertidumbre actual en acciones y herramientas que transformen nuestros equipos y empresas.